¿(Solo) satisfactoria Navidad?

Feliz Navidad, feliz año, feliz noche, feliz San Esteban, si estás en Tabarnia y alrededores. Expresamos muchos deseos de felicidad en muy pocos días. Salvo en el cumpleaños de cada cual, no hay momento del año en la que te deseen felicidad tanto como en este. Y está bien, qué decir acerca de otro individuo que dice que quiere que seas feliz.

El Contrafantasma buscó la definición de felicidad en el glosario de términos del “Manual Básico para Orientarse en el Mundo” que había encontrado en casa de los bisabuelos. Las definiciones estaban al final del cuaderno, en un orden que no era alfabético pero si intuitivo. Encontró “Felicidad” tras leer en diagonal la definición de “Materialismo”, que estaba justo antes. Felicidad, decía el libro, se siente cuando se recibe lo inesperado, y añadía una nota para ver también la definición de “Satisfacción”. Satisfacción se consigue cuando se recibe lo que se espera, así de simple. Retrocedió y abrió el libro por el capítulo donde se hablaba de estos dos términos. Devoró esos pocos párrafos y le quedó una sensación doble. Alivio porque ahora entendía que su felicidad estaba vinculada a momentos en los que la vida le había sorprendido y que casi nunca estaban vinculados a lo material. Y frustración por no ser capaz de automatizar esa manera de funcionar y no tenerlo como un hábito. Decía también que el que mucho tiene y mucho puede, menos se sorprenderá por nada material, ya que habrá podido acceder a ello solo con su voluntad. Y esto aplica al mundo de los regalos en estas fechas y de los problemas que tenemos para educar. Decía también que tanto el rico como el pobre encontrarán felicidad en cosas vinculadas a lo que no se puede comprar.

Cerró el libro y volvió a su Navidad. Salió con ganas de sorprenderse, con el anhelo de hacerlo y mientras caminaba por la fría calle reconoció que en el año que acaba había sido feliz en varios momentos, que había encontrado satisfacción en otros muchos y que había empezado un camino que tenía un maravilloso sentido. Dio las gracias a todos los que le acompañan y comenzó a ordenar los anhelos del año siguiente mirando hacia dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s