Empezar de cero (coma cinco)

Tercera noche que me despierto con hipoglucemia severa. Parece obvio que o bien tengo que cenar más. o bien tengo inyectarme menos insulina. Abro los ojos en mitad de la noche con una extraña sensación de descanso, como si fueran las 8. Miro el reloj y sólo pasan unos minutos de las 4. Estoy confundido, … Sigue leyendo Empezar de cero (coma cinco)

Un recado para los de Marketing

Esta es una historia de antes de que el COVID-19 (con "d" de diciembre, como dice la genia de Isabel) llegara a nuestras células. Osea, remota. Venía yo sentado en un avión de regreso a Madrid, tras asistir a unas jornadas de Marketing en Lucerna. Lo sé, suena prescindible ir a Suiza para escuchar a … Sigue leyendo Un recado para los de Marketing

Fe a los 11 años

El cosmos es inabarcable, mayúsculo, abrumador y misterioso. Y al tiempo es cotidiano, cercano, transitable y experimentable de forma sencilla. Lo ves si miras al sol, lo pisas si vas al campo, lo bebes si abres el grifo, lo hueles si descarga tormenta. El Contrafantasma hablaba del cosmos con sus hijos y dos amigos de estos, … Sigue leyendo Fe a los 11 años

Sebas de Siberia

Sebas hablaba de que los algoritmos no son malos, ni siquiera los que utilizan los de The Gang of Four (Amazon, Google, Facebook y Netflix), para tratar de mejorar sus cuentas de resultados y las experiencias de sus usuarios. Tampoco le doy demasiada importancia a que diferentes fuerzas, geopolíticas o corporativas, utilicen los nuevos canales para … Sigue leyendo Sebas de Siberia

Apenas cuatro letras

El Contrafantasma estuvo el jueves en una conferencia a la que le invitó su amigo Martín. y que se titulaba "Amor". No había demasiada información en la web de los organizadores, salvo un texto que decía, "Umdenken, es necesario un cambio en la forma de pensar". Como la tarde en la oficina era espesa y … Sigue leyendo Apenas cuatro letras

Uy qué cagada

EL Contrafantasma volvía a casa con la cabeza pegada al cristal de la ventanilla del coche, mirando las luces de las farolas. El conductor le había ofrecido agua, le había preguntado si la temperatura era la correcta, si la música estaba bien de volumen, si quería escuchar algo diferente, o si no quería escuchar nada. … Sigue leyendo Uy qué cagada

Amor de Washington Sq a Guindalera

Estaba sentada en la silla de madera que cogió de casa de su abuela cuando ésta murió hacía 4 años. Solo conservaba ese recuerdo de ella, el resto de sus muebles, ropa y enseres, sobre todo las joyas, habían sido repartidos entre sus tías a las 12 horas horas del fallecimiento, como si fueran perecederos. … Sigue leyendo Amor de Washington Sq a Guindalera

La fiesta de la prima Vera

El Contrafantasma se había despertado empapado en sudor, la temperatura nocturna no había bajado de los 26º durante toda la semana y los sueños tampoco habían ayudado en la última noche. En su másallá estaba sentado en un aeropuerto con dos mujeres, una de ellas conocida en el mundo exterior. De pronto la que no … Sigue leyendo La fiesta de la prima Vera

Grandes expectativas

Desde que la semana anterior leyera aquellos afiches -como llaman en Argentina a las pintadas en espacios públicos-, en el baño de un restaurante de Puebla de Sanabria, el Contrafantasma había estado pensando mucho acerca de la felicidad. Pero no de la felicidad en general, sino de la suya propia. Y ese bucle le llevó … Sigue leyendo Grandes expectativas