Doblar tu propia esquina

“Adentro llueve y parece que nunca va a parar…”, dice la canción de la banda uruguaya No te va A gustar. La primera vez que el Contrafantasma escuchó ese tema estaba de camino a Ezeiza  para tomar el vuelo de la noche a Madrid. El trayecto en el remís se hizo eterno, como siempre. Y al tiempo que sonaba la música, recordaba las esquinas que había doblado en Buenos Aires de la mano de aquella mujer. Se quedó escuchando la canción en bucle, en uno de esos primeros iPod que tenían ruedita, eran gruesos y con pantalla azul. Tenía apenas 30 años y estaba dejando atrás una sensación que intuía iba a ser difícil de recuperar.

Más de década y media después, la canción aún le pone una sonrisa en la cara y sigue doblando esquinas, aunque ya no son exteriores. Y la sensación aquella sigue apareciendo de cuando en cuando, porque la canción continúa y la lluvia de adentro si que para.

2 comentarios en “Doblar tu propia esquina

  1. En paises bajos tenemos mente demasiado comercial.
    Aquí gente dobla esquinas sin conciencia. Y un dia todo terminado sin crecimiento espiritual.
    Viajes a aeropuerto para larga vuelta a casa siempre remueven sentimientos. Y uno flipando con música y piba cuando debe pensar en solución médica por faltando Densulin en largo viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s