Una lista de cosas

Son famosas las listas de los budistas. Buda hacía listas para muchas cosas. Las listas nos ayudan porque ordenan. Cuando se trata de ordenar lo interior, que normalmente es un pequeño caos, no sólo ordenan, sino que además le ponen nombre a las cosas que son invisibles, Todo lo que sigue pueden parecer lugares comunes. Y no pasa nada, si son comunes es porque algo de verdad tienen.

Lo invisible existe y afecta. Lo invisible es lo espiritual, lo no material. Espíritu viene del latín spirare y significa soplar. Soplar es expulsar aire de nuestro interior. El espíritu también tiene que ver con nuestro interior. El aire no se ve, pero sin él no podemos vivir más de tres minutos. Nuestro interior tampoco nadie lo ve nadie, pero eso no quiere decir que no exista, o que podamos esconderlo. Es mucho mejor contar con él y tratar de ponerle luz.

Poner luz es iluminar, dicen que estar iluminado es Estar. Hay personas a las que se las ve iluminadas, pasa mucho con los niños, que aún no han recibido toda esa pesada carga con la que transitamos los adultos. Nacemos con luz, en un alumbramiento. Luego crecemos llenando de mugre la estancia interior hasta que en muchos casos no se ve la bombilla. Pero no está todo perdido, diferentes culturas y personas a lo largo de la historia nos han mostrado que hay esperanza, que al final (como en el principio) hay luz y que se puede trabajar para llegar a ella.

Pero el espíritu es un misterio, por tanto es difícil ponerle luz, o al menos como solemos hacer para alumbrar otras cosas. No se accede al espíritu a través de mucho pensar. El trabajo intelectual está bien, pero no es suficiente (ni siquiera necesario) para poner luz a nuestro interior. Es más, el misterio del espíritu, como el del Amor o el de Dios, es imposible explicarlo de manera racional, utilizando esa maravillosa herramienta que es el lenguaje o la escritura. ¿Cómo te explico el amor?, ¿cómo te explica Jordan lo que hacía en el aire antes de anotar?, ¿cómo te explica un abogado el último alegato sobre su defendido inocente ante el juez, cuando éste es de verdad y no simplemente un guión muy bien estructurado?. La aspiración sabia no tiene que ver con el conocimiento adquirido, sino más con Estar, con el flow, con el estado creativo, creador. Cada uno en su ámbito, en su contexto, en lo que va con él. Y lo que va con uno puede cambiar a lo largo de la vida, podemos ser diferentes cosas, pero cada una a su tiempo. Si conseguimos esto, tendremos éxito en el desarrollo.

El éxito no es más que estar presente en cada momento. Mientras escribo, cuando trabajo, mientras hago café, cuando camino con la perra, mientras escucho a mi padre decirme que está “un poco asfixiado” desde su última intervención en el corazón. Estar presente es no hacer dos cosas a la vez, es no hacer una y estar pensando en la siguiente, o en la anterior. Estar presente puede ser incluso no hacer nada. Estar presente tiene mala prensa porque dicen que ser multitarea es bueno, porque se da de leches con la llamada productividad, porque no es eficiente.

La eficiencia tiene que ver con el ritmo, no con la velocidad. Encontrar el ritmo interior adecuado es encontrar la felicidad. Cuando el ritmo interior y el exterior convergen, uno se siente feliz. Si pasa lo contrario, uno tiene estrés. El estrés lo hemos incorporado hasta el punto de convertirlo en la norma. Muchos no nos sentimos vivos si no tenemos estrés. Cuando nos confinamos hace un año, el ritmo exterior descendió mucho y nos sentimos descolocados y aliviados al mismo tiempo. Seguramente nuestro interior vaya a un ritmo más parecido al del confinamiento, con tiempo para estar con nosotros, para identificar sensaciones, para relacionar dichas sensaciones con eventos que suceden en nuestro entorno. Pero mejor que cada uno descubra su ritmo y se lo aplique en la vida. Estamos poco acostumbrados a parar y además estar con uno mismo es difícil, porque descubrimos cosas para las que no tenemos respuestas.

Las respuestas de lo que sucede en nuestro interior no están en Google. Es un alivio y al mismo tiempo una lata, porque nos dicen que en Google está todo lo que existe, todo lo que es. Pero no, ni en un buscador tan magnífico como ese, ni en ninguna red social. Por mejores algoritmos que tengan, por mas que nos enganchen para volver a ellas, por más entretenidos que sean, internet no sabe nada de lo que sucede en nuestro interior. Hay esperanza.

Cambio, la vida es cambio, lo que nos obliga a movernos para mantener el equilibrio. El equilibrio es siempre un tema, porque dicen que la estabilidad es lo bueno. Y si, pero la estabilidad se consigue después de moverte entre los polos y moverse entre los polos es estar vivo. La glucosa de mi sangres varía una barbaridad, mi estado de ánimo cambia, el pelo de la perra muta, el corazón late más o menos deprisa en función del esfuerzo, la tierra se mueve, la gravedad empuja, las flores brotan en los almendros. Todo cambia y hemos de ser conscientes y abrazar ese cambio. De forma inconsciente ya lo hacemos, nuestra biología se adapta a las horas del día, a la luz disponible, a la humedad, a las agresiones del exterior. Somos máquinas perfectas de vivir.

Y lo más importante, Yo no soy el importante. Ni Tú, ni nadie. Para descubrir el misterio, el amor, la felicidad, hace falta trascenderse, poner el ego a un lado. Pero ojo, tampoco queramos matar al Yo, que lo necesitamos para vivir.. Hay que contar con él porque entre otras muchas cosas, nos hace falta para ejercer el acto de olvidarlo. Es paradójico, pero necesitamos el Yo para trascender al Yo. Y cuando lo conseguimos, estado que no tiene porqué durar mucho, ese Yo deja de existir y lo que sentimos es comunión, es el todo, a todos, el Amor.

Y al volver el Yo a los mandos, somos incapaces de explicar con palabras dónde o cómo hemos estado, pero deseamos fervientemente volver a estar, porque es ahí donde hay luz.

Y aunque en Madrid se ha nublado, pasen un luminoso domingo.

2 comentarios sobre “Una lista de cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s