Viajar en el tiempo

Acababa de tocar el portero automático cuando ella empujó la puerta con una sonrisa y preguntó si iba a….. un nombre que no logró entender. Los viernes a esta hora está abierta, le dijo, y pasaron. Hacía un mes que había llegado la primavera, pero seguía haciendo frío. Al verla notó, súbitamente, el primer síntoma de que se encontraba en la estación del florecimiento y la belleza. 

Regresó tarde a su casa, sentía que el presente era emocionante e imaginaba un maravilloso futuro. Que para eso está la Conciencia, para viajar en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s